Archivo de la etiqueta: Escasez

Caraota, ñema y tajá: Los nuevos lujos del venezolano común

3123741310_5267b50105_o

“¡La pinga! Eso está muy caro, ya no comeremos carne”, esta y otras exclamaciones se hacen cada vez más comunes en los hogares de los venezolanos, y es que el alza de los precios que existe actualmente en los productos de primera necesidad nos han obligado a renunciar a muchos de ellos que antes solíamos tener en nuestras neveras.

Seguir leyendo Caraota, ñema y tajá: Los nuevos lujos del venezolano común

Monólogo: La Escasez 2.0 Ft. Selfies

Cuando no es suficiente hacer un sólo video acerca del tema de la escasez, se hacen dos, y este es el caso, pues cuando pasamos al año 2015 el problema prevalece y sigue creciendo, hay mayor escasez de productos y ¡coño! hasta de productos que uno menos se imagina, como papel toilet, detergente, LECHE, y un sinfín de rubros que uno queda como que: ¡VERGA!, El hecho es que cuando se le pregunta al Ministro de Alimentación Yván Bello el porqué de la escasez, ¿Por qué no podemos comprar el mismo producto cuantas veces nos dé la gana? Este actuó de forma renuente ante tales pregunta y pues como todos en el actual gobierno ¡Oléééé! toreó todas las preguntas y le dio por entrevistar a la entrevistadora ¿What? Si tal cual como lo leíste.

rogaker_selfies1

Por otra parte (y cambiando de tema drásticamente), me he encargado de investigar profundamente la psicología humana y los trastornos mentales como la “selfitis”, ¡Sí! ¡Selfitis! (comprobado), y no es tanto por el hecho de uno realizarse un autorretrato, sino que las personas han optado por posar de maneras particulares, causando deformaciones físicas para lograr fotos “ridiculizadas”. Muchas de las veces las fotos vienen acompañadas por leyendas con crímenes ortográficos, tales como: bonithaz, wapax, emoxitha, ¡Ah! ¿Y por qué no “Mongolikithax”?

rogaker_selfies2

Monólogo: La Escasez Ft. Chikungunya

En el año 2014, la escasez de productos comenzó a agravarse en Venezuela, originando la ausencia de rubros de primera necesidad en los anaqueles de los supermercados, lo que causó desesperación en los venezolanos pues no podían adquirir tales productos al precio regulado. Se acrecienta el número de vendedores ambulantes o “bachaqueros” quienes venden esos productos escasos a un precio mucho más elevado (La realidad es que la cosa está peor en este 2015).

Ese mismo año, el virus del Chikungunya llegó a Suramérica y pues evidentemente alcanzó a Venezuela, muchos de sus pobladores padecieron de esta dolorosa enfermedad (myself included). En este video explico un poco esa desesperación del venezolano común enfrentando estas realidades, y como siempre con mi toque sarcástico.